Cómo Se Cura El Herpes Genital Con 4 Remedios Caseros

Cómo Se Cura El Herpes GenitalEsta enfermedad causada por un virus puede afectar a hombres y mujeres por igual. Si quieres saber cómo se cura el herpes genital con remedios naturales, has llegado al lugar correcto, porque en el siguiente artículo conocerás los más efectivos preparados caseros para erradicar ese problema que te aqueja.

El herpes es una enfermedad de transmisión sexual y se contagia cuando hay contacto directo entre los órganos genitales de la persona infectada con los de la persona sana. También puede deberse al contacto oral. Aquellos que padecen herpes en etapas avanzadas es más fácil de detectar porque aparecen llagas desagradables que se notan a simple vista, tanto en el pene como en la vagina.

¿Cómo se cura el herpes genital? Comencemos por el principio

Si te interesa saber cómo se cura el herpes genital, primero debes recordar que se trata de una enfermedad extremadamente contagiosa y molesta. La prevención es la mejor forma de evitarla.

Si ya te has contagiado o dudas de que eso ha ocurrido, aunque aún no veas los síntomas, es preciso que comiences a mejorar tu sistema inmune para que el virus no se “despierte” y permanezca en etapa de letargo en tu organismo. Si por el contrario, has empezado a notar las ampollas, sensibilidad u hormigueo en los genitales, es tiempo de que pruebes cualquiera de los remedios caseros que describiremos a continuación.

Cómo se cura el herpes genital: 4 poderosos remedios caseros

Hielo: Es conocido popularmente por sus propiedades antiinflamatorias o desinflamatorias. Además, permite que una infección “dure menos” al enfriarla y erradicarla antes que cualquier otro tratamiento. Toma unos cubitos de hielo y colócalos en una bolsa de plástico. Envuelve en un paño o toalla para no quemar la piel (en esa zona es bastante delicada). Aplica donde sientas picor o enrojecimiento. Deja 15 minutos y repite entre tres y cuatro veces al día.

Harina de maíz: También puedes usar harina de arroz. Coloca directamente en el área afectada. Luego de algunos minutos (15 aproximadamente), lava bien y si es preciso vuelve a aplicar para un tratamiento más efectivo.

Baños de asiento: Es un remedio efectivo para el herpes genital. Para ello debes colocar agua tibia en un recipiente y sumergir los genitales cómodamente. Mantén 15 minutos. Seca con aire tibio o frío (por ejemplo un secador de pelo). Así las llagas se secarán más rápido.

Aceite de ricino: Es una alternativa natural y eficaz para curar las infecciones de la piel. Moja un trozo de tela con unas gotas de este aceite (si quieres puedes diluir en agua). Coloca en la zona lastimada y cubre con un plástico o apósito. Algunos optan por colocar la almohadilla eléctrica, sin embargo debes tener mucho cuidado de no quemarte o lastimar la piel.

Y ahora que ya conoces cómo se cura el herpes genital, ¿cuál de estos remedios utilizarás? Si tienes dudas con respecto al mejor tratamiento para resolver tu problema, te recomiendo una guía que será la solución permanente para tu herpes: es el PROTOCOLO DEFINITIVO DEL HERPES, de Melanie Addington.

Cómo curar el herpes naturalmente

Este es el único sistema capaz de desactivar y eliminar el herpes, atacándolo desde 3 ángulos distintos al mismo tiempo: reiniciando tu sistema inmune, debilitando la capa protectora del virus y asegurándose de que ya no pueda reproducirse a sí mismo. Gracias a este método, no sólo los herpes, sino también pequeñas infecciones serán cosa del pasado.

Al fin tendrás en tus manos la forma como curar el herpes naturalmente. No esperes que las ampollas reaparezcan, y evita también posibles contagios a tus seres queridos:

HAZ CLIC AQUÍ HOY y dale el golpe final al virus del herpes, recuperando una vida plena y saludable para siempre.